La vereda de la puerta de atrás

Last.fm

lunes, marzo 20, 2006

Un finde con dos domingos

Todos sabemos que el peor día de la semana es el domingo. Los domingo estás resacoso, sin ganas de hacer nada, y te das cuenta de que ese fin de semana que tanto has esperado durante la semana realmente no ha sido para tanto y ahora vuelve a empezar con un lunes. Y los domingos te planteas que tienes que estudiar más, tener menos amnésicos, aprender PHP, y todas esas cosas que no has hecho entre el viernes y el sábado porque has estado durmiendo la mona. Los domingos te sueles jurar que cambiarás de vida.

Hoy ha sido uno de esos. Toda una tarde aburrida, deseando encontrar un plan para salir de casa, y cuando lo tienes, te das cuenta de que te da pereza. Una contradicción en la que, al mismo tiempo, deseas salir de casa desesperadamente, pero no te apetece irte fuera. Hay mil cosas que hacer para aprovechar ese tiempo, pero no apetece ni estudiar, ni ponerse a ver una película, ni nada de nada. La pereza llena todo el espacio.
En esos momentos lo único que haces es pensar. He recordado lo bien que lo he pasado el fin de semana, uno de los mejores en bastante tiempo, pero se que ha sido así como algo que has aprendido, que te han contado; que recuerdas pero que no lo sientes así: como si realmente no lo hubiera vivido. Y en esos momentos te sientes vacío.
Ahora estoy aquí escribiendo estas líneas. De nuevo la contradicción: no tengo ganas de acostarme, pero tampoco tengo ganas de estar despierto.

Y lo único que he sacado en claro es que necesito un cambio. Hago todo lo que hago porque tengo que hacerlo: la carrera, salir, etc. Como si estuviera programado para ello, como un autómata. Pero nada de todo eso me apetece realmente. Tengo que encontrar algo que lo haga porque yo quiero.

Y mañana lunes es fiesta, y me voy al pueblo de comida familiar. Otro día de aburrimiento en el que no voy a tener nada mejor que hacer que pensar. Un fin de semana con dos domingos. Si no querías sopa, toma dos tazas. Espero que al menos con tanta meditación encuentre finalmente esa ilusión que necesito para cambiar las cosas y salir del inmovilismo.

Un saludo

1 comentario:

hg dijo...

Que locura de post, nol o había leido, aunque te había oido las reflexiones del finde double-sunday.

"Hago todo lo que hago porque tengo que hacerlo: la carrera, salir, etc. Como si estuviera programado para ello, como un autómata. Pero nada de todo eso me apetece realmente. Tengo que encontrar algo que lo haga porque yo quiero."

Pro, eres un pro. Lo que tienes que hacer en una de esas es ponerte El Club De La Lucha.

Yo es que ahora estoy enamorado y eso, pero cuando se me pinche el globo voy a e star igual o peor. Me quedará el estudiar por orgullo de sacarme la carrera en condiciones, algo asi como cuando jugaba al PRO sólo por mejorar y ganarle a Patatin, no se si me explico.

Cuanta duda existencial en la juventud de hoy, cuanta falta de ambiciones... ¿es por qué nos lo han dado todo hecho? ¿dónde encontrabamos antes la ambición y las ganas?

A lo mejor es que esto es todo lo que hay, trabajar lo sufciente par salvar e l culo, lamentarse por no haber hecho más, intentar entretenerte/divertirte en el rato que te queda porque si, porque al fin y al cabo es lo que te queda... Nos falta un objetivo, somos carne del primer populista (ya sea filo-fascista o filo-comunista) con un poco de oratoria que se nos cruce...

En fin vaya coment, lo dejo. Felicitar mñna a mi sobrina bastardos o mataré un gatito.