La vereda de la puerta de atrás

Last.fm

lunes, enero 30, 2006

Dos de buses

Con eso de que no me saco el carnet y que tengo que moverme mucho a la facultad y al trabajo, me estoy convirtiendo en todo un estudioso en esto de los autobuses y el trasporte público. Otra de las cosas que pasan muchas veces es que justo cuando estás llegado a la parada el autobús está ahi, y el conductor decide que te cierra las puertas en la cara y se va, y tu te quedas ahi con cara de tonto. Entonces hay varias soluciones: esperar a que pase otro bus, que no es mala opción, aunque te toca quedarte ahi esperando; pillarte un taxi, que es muy cómodo y vas muy bien, pero joder, es caro de cojones, lo sabeis todos; o siempre está la opción de sacar la mano y hacer autostop, que es la opción que siempre está ahi.
Yo voy a ver que hago.

Un saludo

domingo, enero 29, 2006

No más amnésicos

Empiezo a preocuparme. El día de ayer fue un auténtico suplicio en el curro. Todo empezó con una cena en las Bravas, y eso iba a ser todo; pero ya sabemos lo que pasa. Te lían y acabas saliendo. De allí salimos con un par de minis de cerveza cada uno, y llegamos a los bajos. Tercios en el Sur, y las deliciosas pero mortales cockteleras del Metalmorphosis... y así pasa, que te agarras una castaña de la ostia.
Lo que pasa al día siguiente es que vas a trabajar medio muerto, y que no recuerdo gran parte de la noche anterior, desde alguna que otra conversación importante hasta el no saber cómo llegué a casa. El ticket de un taxi en el bolsillo me da una pista, pero me preocupan esas lagunas mentales.
Además ayer me contó Irene que el finde pasado vi a su primo en Huertas. El finde pasado estuve en las Cuevas del Sésamo y las lagunas también son considerables. No recuerdo haber visto a su primo.

A partir de ahora... no más amnésicos.
A ver cúanto aguanto.

Un saludo

jueves, enero 26, 2006

Ya se va terminando lo de currar (II) ¿o no?

Hoy cuando he llegado he comprobado que sigo sin lo que tengo que vender, y ya van tres días. Es dificil ser promotor de algo que no tienes en la tienda, y es más jodido cuando sale en la publicidad del Media Markt y la gente viene a preguntar por ello.
Parece ser que hasta la semana que viene no los tendremos y yo acabo el sábado, así que poco tengo ya que hacer. Ese tiempo podría estar estudiando ya que los exámenes están al caer así que he llamado a mi jefe para ver si había algún problema en que dejara ya de ir a trabajar, (al fin y al cabo pido yo mismo la baja voluntaria, así que me puedo ir cuando quiera), pero siempre y cuando no le suponga a él un problema. Y resulta que si lo es, y que de hecho me iba a pedir que aguantara hasta el 31. Y yo, tonto que soy, le he dicho que vale. Vamos, que he llamado para irme antes del trabajo y al final me voy más tarde. Estas cosas solo me pasan a mi. Al menos me pagan, y me pagan por no hacer nada.

Y mientras sigo teniendo chicha para el Tales from. Hoy la famosa invitada ha sido Patricia Conde; y el Tales es la escena de un chico del Media vendiendo la factura con el teléfono y la dirección de RequetePatri al mejor postor. No tiene precio (ni la escena ni el teléfono, claro)

Pues eso, que a seguir hasta que me dejen irme.

Un saludo

miércoles, enero 25, 2006

Ya se va terminando lo de currar

Me quedan apenas cuatro días para acabar de currar. Aunque finalmente tengo contrato hasta diciembre, por eso de la obra y servicio, que se alarga cuanto quieren los de Amena, yo acabo esta semana. Y ya hay ganas.
No me quejo nada del trabajo y del trato recibido, tanto por la gente de mi empresa como de los del Media. Muy buena gente todos. Pero no volvería a currar de esto.

Parecía lo contrario cuando ayer vino el Conde Lecquio preguntando por un ordenador para trabajar sin conexión, que vete tu a saber que buscaba. Era algo parecido al wifi, o al 3G, así que yo intenté venderle la tarjeta dichosa, que este tiene muchas pelas, pero no hubo suerte. Sus risas posteriores hubo, eso sí.
Pero luego me di cuenta de porqué no volvería a currar de promotor de esta "cosa". Fue cuando vino una señora a la cuál le vendí yo la tarjeta, muy indignada porque no le funcionaba. Intenté instalarla yo pero no hubo forma. Y es que lo que vendemos es una mierda bien grande. Más tarde vino otro hombre preguntando por el bicho y me dieron ganas de decirle que no se lo llevara...

Lo dicho, que esto se acaba, y a ver si puedo estudiar un poco que los exámenes están al caer.

Un saludo

domingo, enero 22, 2006

What do you want to do now?

Buceando por la blogosfera he encontrado una curiosa aventura conversacional de esas que se jugaban mucho antes.

Oval Office
You are standing inside a White House, having just been elected to the presidency of the United States. You knew Scalia would pull through for you.

There is a large desk here, along with a few chairs and couches. The presidential seal is in the middle of the room and there is a full-length mirror upon the wall.

What do you want to do now?

> INVADE IRAQ
You are not able to do that, yet.

continúa en Defective Yeti

lunes, enero 16, 2006

De marrones

Marrón: m. fig. "Dícese de aquella tarea, cometido, encargo o situación que resulta desagradable, tediosa o incluso ingrata para el que la ha de desempeñar o soportar. Aplícase también este término a aquella ocupación que, aún no siendo ella misma molesta, si lo son sus condicionantes y situación, tales como tiempo para realizarse o tipo de persona que la solicita"

Eso es un marrón, según el famoso Tratado del Marrón, un documento que todo el mundo debería leer alguna vez para saber cómo va eso del mundo laboral. Por supuesto no voy a ser yo quien intente hacer algo comparable a este tratado, pero desde mi pequeña experiencia voy a intentar hacer un pequeño apéndice basado en las vivencias del Media Markt: los marrones como clientes.

Podríamos decir que todos y cada uno de los clientes de cualquier centro comercial son un auténtico marrón para los que allí trabajan. En realidad no es así, porque existen tipos de clientes con los que no hay ningún problema a la hora de atenderles, o que incluso apetece atenderles. Eso sí, son los menos. Hoy trataremos sólo de los clientes que sí se pueden catalogar como "marrones". Esa clasificación la dejaremos para otro momento, ya que es algo que requiere mucho estudio y que llevo haciendo desde este verano en el Carreflus. Lo que voy a tratar son los tipos de clientes "marrones", dependiendo de la forma que tiene uno de librarse de ellos, y pasarselos a los compañeros.

Marrón mortero: es aquél que lanzas sin mirar y que no sabes dónde va a caer. Ese es el que menos remordimiento da, porque puede que le caiga a alguien o no, y tu nunca lo verás. Se produce con frases como "eso preguntaselo a alguno de rojo, yo es que soy de Amena" o "eso lo llevan los de Accesorios". Tu has tirado el marrón, pero no tienes una víctima fija, a quien le caiga... mala suerte.

Marrón teledirigido o bomba inteligente: se diferencia en el mortero en que éste si se lanza hacia alguien en particular. La frase de ataque es similar, con un pequeño detalle: "eso lo llevan los de Accesorios, como por ejemplo ése". Y entonces "ése" está jodido realmente. No hay forma humana de librarle, él se lleva el marrón. Éstos los lanzas con dos posibles intenciones: joder al objetivo, o simplemente asegurarte de que el marrón no vuelva.

Marrón pelota de tenis: es aquél que por muy lejos que lo lances siempre vuelve, y se acaba convirtiendo en un partido de tenis, normalmente, entre la gente de Informática y Accesorios, en el caso del Media Markt. Esto ocurre porque los productos de accesorios están repartidos por la sección de Informática. Entonces alguien pregunta por un producto y se le dice: "eso es de accesorios", pero cuando llega allí le dicen: "está donde los portátiles". En este caso todos y ninguno tienen la razón. Si el partido se alarga mucho, el cliente-marrón puede acabar convirtiendose en algo peligroso, como vemos a continuación.

Marrón de fragmentación o bomba de racimo: suele pasar cuando el cliente está hasta las narices, sobretodo si ha sido un pelota de tenis. Finalmente llega a la raqueta de uno de los jugadores y en lugar de ser rebotado comienza a gritar furioso. Es entonces cuando se convierte en bomba de racimo, pillando en la explosión, no sólo a los dos jugadores de tenis, sino a todo aquel que pasa por allí cerca. Finalmente el más decente y tonto de todos los empleados se comerá el marrón.

Éstos son básicamente los tipos de marrones que he logrado catalogar. Si la lista crece por algún motivo, os informaré de los cambios en este estudio tan interesante. Y prometo la clasificación de clientes para catalogarlos como marrón o no marrón (y todas sus variantes dentro y fuera de esa división principal) más adelante.

Un saludo

viernes, enero 13, 2006

iPod nuevo

Anoche me acosté a las tres de la mañana y, como es normal, esta mañana estaba cansadísimo. Me he levantado bastante tarde y he puesto el ordenador: 125 naves de batalla perdidas en Ogame. Y es que es muy cierto que a quien madruga Dios le ayuda. Si me hubiera levantado cuando ha sonado el despertador las habría salvado. Y he pensado: "joder, otro día peine, que bien"

Pero luego ha venido una buena noticia. Cuando ya iba a salir de casa ha sonado el telefonillo. Yo a estas horas no debería estar en casa, y he dudado si responder o no, pero imaginé que sería el cartero así que he abierto: "UPS, traigo un paquete para Jesús Artiaga" (si, es que tienen mal los datos).
Cuando he oído lo de UPS no podía creermelo, el iPod arreglado. Se lo llevaron el lunes y hoy viernes ya lo tienen aqui, un iPod nuevecito para mí. No ha habido tanta suerte como para que trajeran uno de 30GB y con video, pero bueno, aquí lo tengo ya, a estrenar. Un aplauso al servicio de soporte de Apple, que para algo va en el precio.
Que contento me he puesto coño!

Un saludo

lunes, enero 09, 2006

Tales from Media Markt IV

Hace varios días que no escribo nada y creo que ya va tocando. Hoy tenemos otra ración de Media Markt, aunque tampoco es que haya mucho que contar. Ya no puedo hablar de Prince porque hace mucho que no viene y porque ya han quitado el Prince of Persia de la consola de pruebas. Ahora la gracia está en ver quién viene a viciarse al PES 5.

A otro tema:
Pantalla TFT de 30 pulgadas: 1.299 €
Ver Bobobo en esa pantalla... no tiene precio. Risas aseguradas, os lo digo yo.

Y por último, la anécdota de hoy. En un bonito portátil Samsung he encontrado hoy las palabras "Digital Freedom"... y es que todos sabemos que la sombra de Fede es alargada...

miércoles, enero 04, 2006

Una de buses

Para ir a trabajar voy en autobús. En la estación hay varios autobuses que puedo coger para ir hasta el sitio que trabajo. Hay alguno que me deja en la puerta, es el que intento coger siempre, para no llegar tarde y no tener que andar. También hay otros que dejan más o menos cerca, pero hay que andar para ir hasta el Media.

El problema es que en la parada no siempre está el que quieres coger y hay alguno de los que te dejan cerca. Entonces tienes que elegir si coger el que tienes ahí o esperarte a otro. Puedes coger ese y que justo despues llegue el tuyo, pero ya no te puedes bajar. O puede que dejes que se vaya el que tienes en la parada y que luego el otro tarde mucho en aparecer. Aunque no lo parezca es una decisión jodida, no sabes qué hacer. Y puede que llegues tarde al curro.

Así que me voy a la parada a ver qué hago.

Un saludo

martes, enero 03, 2006

Empezamos bien

Anoche cuando me acoste me puse a meditar hasta que me dormi, y eso como sabeis, suele ser bastante tiempo. Despues de eso tengo dos post pensados, y uno de ellos iba a caer hoy. Pero la verdad se me han quitado las ganas.
Se me ha estropeado el iPod. Afortunadamente estoy dentro del año de garantia y lo voy a mandar a reparar, pero el tiempo que este sin el no se que voy a hacer en el autobus camino del curro.
Aparte parece que el ordenador esta quejandose ya, o tiene un virus y se ha puesto malo, o yo que se que le pasa, ya sabeis como es la informatica. Por eso perdonadme que no haya acentos en este post, ya que no salen porque el teclado esta desconfigurado o algo asi. Por ejemplo esto es una interrogacion: "+". En Internet Explorer si funciona bien, pero no voy a postear desde ahi teniendo lo que tengo en la esquina del blog. Todo en general funciona lento, sobretodo con el iPod de por medio, y ni de coña quiero formatear.
Aparte no me compila la jodida practica de LEC, putos errores que no se que cojones dicen. Me ha salido un orzuelo en el ojo que me molesta bastante mientras escribo esto. Todavia me duele el cuerpo de los golpes del dia 30. No he empezado a estudiar y los examenes estan al caer. Y tengo alguna que otra cosa tambien rondando por la cabeza.
Pues empieza bien el jodido 2006.

Mañana el otro post.
Un saludo

Actualización de 5 minutos después: tras reiniciar el ordenador, el teclado ya funciona bien. No voy a poner todos los acentos en el post porque entonces pierde la gracia. Ah, y la interrogación es ésta: ?

lunes, enero 02, 2006

Requiem for a year

Ya se acabó el 2005. Otro año más que se pasa con una velocidad inusitada y que nunca volverá a pasar, nunca lo volveré a vivir, para bien o para mal. Otro año menos para acabar la carrera, para casarse, para morirse. Otro año menos.
Ahora toca ver qué recuerdo quedará de 2005. Será el año en el que se murió Juan Pablo II, el año que Fernando Alonso ganó el mundial de F1, el año en que se perpetuó la Monarquía, el último Tour de Armtrong... Mi segundo año de carrera, la fila 5, mi verano sin vacaciones en Carreflus, el año en que empecé a escribir el blog, mi vigésimo cumpleaños. Pero, aun con pequeños detalles, lo veo igual que 2004. Este año ha sido un año más, ni bueno ni malo, por suerte o por desgracia. No he deseado fervientemente que se terminara como le ha ocurrido a gente que conozco; pero tampoco guardaré un gran recuerdo de él, un año que tampoco tiene nada reseñable que pase por mi mente cuando hable de él. Ha sido otro año de puteo y fin de semana, una sucia rutina de la que parece que ya no voy a salir jamás. Al menos no odiaré 2005 por ningún hecho reseñable, aunque a veces pienso que sería mejor.
Ahora viene 2006, tercer año de carrera, ¿puteo y fin de semana? Tiene toda la pinta de que sí. Cuando acabó el verano pasado, acabaron los exámenes y el curro, me propuse que el verano siguiente no sería igual. Por ahora la primera parte del plan se está cumpliendo, tener pelas para no currar en verano. El proyecto interrail y san fermines es factible, pero no seguro, ni mucho menos. De ello y de otras cosas igual o más importantes depende que 2006 no sea igual que 2004 y 2005, y todos los siguientes hasta por lo menos el 2010. Ya se verá qué pasa.
Año nuevo, vida nueva, dicen algunos. Son las 4:23 y yo estoy escribiendo en el blog. O tengo un dejavu o empezamos mal.

Un saludo