La vereda de la puerta de atrás

Last.fm

viernes, octubre 21, 2005

Otra vez los de siempre

Se han repetido un intento de agresión a Santiago Carrillo, por parte de ultraderechistas, ésta vez en la Universidad Autónoma de Madrid, cuando iban a investirle Doctor Honoris Causa. Es la segunda vez que intentan agredirle en poco tiempo, tras otro intento fallido en Crisol.
No seré yo quien defienda a Carrillo, por su actuación en la Guerra Civil como dirigente de las JSU; pero no puedo dejar pasar ésta oportunidad para comentar y denunciar los ataques de la extrema derecha, los nazis y los fascistas, que se suceden una y otra vez. Hace dos días apuñalaban a un chico de 21 años en Sanse.
Éstos son los energúmenos y animales que se dedican a joder la vida a los demás:



A la izquierda tenemos al hijo de Borja Mari. Su padre siempre vivió con dinero abundante y tuvo prosperidad en su casa del barrio de Salamanca durante la dictadura franquista. En su casa votan al PP porque saben que es lo que mejor les viene para sus "ahorrillos" y ahora el nene intenta agredir a uno de esos rojos que querían llevarse lo que habían ahorrado con su trabajo, para recordar tiempos aun mejores.
En el centro tenemos dos claros ejemplos de energúmenos a los que les han comido el cerebro y se han decidado a cortarse el pelo. Los fines de semana quedan con sus amigos rapaos a buscar guarros o inmigrantes a los que dar palizas. Hay dos soluciones para estos chicos: la primera es efectiva pero inmoral y es la que intentó Carrillo; la segunda es un libro.

Éstos son los defensores de una dictadura, del odio, de la violencia, de la injusticia, de la crispación. Éstos, y los que les azuzan.

3 comentarios:

Interloper dijo...

De personajes como estos ni siquiera merece la pena hablar. Ellos mismos se dejan en ridículo con sus estupideces e incongruencias... Simplemente, apestan.

Anónimo dijo...

Eugenesis.

O, como le pasa a un personaje de una peli de Woody Allen... Tiene un hijo conservador en una familia liberal, pero afortunadamente hacia el final descubren que es un coágulo en una arteria, y que no le dejaba pasar oxígeno al cerebro. Luego se vuelve de izquierdas y filósofo.

J

aNiCeToBaCtEr dijo...

La verdad es que es lamentable que haya gente así y no tengan ningun remordimiento en celebrar otras fechas relacionadas con alguna persona que ordenó y firmó sentencias de muerte. me parece de un cinismo increible. Ademas hay que recordar kienes fueron los que se levantaron contra los deseos del pueblo en las urnas. Una vergüenza